Acuerdo de mínimos del Ateneo

Aclaraciones previas

Estas líneas  recogen  los acuerdos de la asamblea del Ateneo Libertario de Carabanchel con respecto al funcionamiento del espacio, así como una definición aproximada que concrete las líneas generales de la actividad que se va a desarrollar en él. Lo aquí escrito emana del consenso alcanzado en una asamblea general del Ateneo tras debatir sus miembros participantes y llegar acuerdos que reflejaran la voluntad común de todos y todas. Estas líneas de funcionamiento están abiertas a cambiar por otra asamblea del Ateneo mediante consenso de los compañeros y compañeras.

En cualquier caso, estos acuerdos generales con respecto al funcionamiento del Ateneo, no son un código penal  o un reglamento legal burgués. Lo aquí desarrollado no debe producir discusiones en base a interpretaciones subgéneris. Se da por hecho el sentido común y la responsabilidad y ética anarquista entre los miembros participantes del Ateneo y la capacidad propia de cada uno para hacer de este espacio un lugar de lucha y difusor de las ideas anarquistas, con un funcionamiento coherente con los principios libertarios.

Al hacer público estos acuerdos generales de funcionamiento, se busca facilitar a los interesados en el Ateneo conocer su funcionamiento de cara a la trasparencia. De igual modo, pretendemos mostrar cómo pueden establecerse de forma colectiva y horizontal un pacto de mínimos sin necesidad de ninguna jerarquía o figura de autoridad dirigente.

El Ateneo Libertario: objetivos

Los objetivos del Ateneo Libertario pueden dividirse en tres grandes bloques que pueden servir de orientación de la línea de las actividades que pretendemos se desarrollen en él. Los objetivos del Ateneo son; la difusión de las ideas anarquistas, generar y aumentar la autoorganización y la acción directa en los conflictos sociales y desarrollo de proyectos pedagógicos libertarios.

La difusión de las ideas anarquistas mediante charlas, debates, coloquios, presentación de libros, punto de distribución de propaganda anarquista…. La utilización del espacio de proyectos adheridos como lugar de referencia de estos de cara al exterior, para el resto del movimiento libertario, para el barrio y en general para todo interesado. Todas estas actividades, no tienen por qué tratar específicamente temática anarquista, pudiendo darse actos  que tengan como objetivo analizar distintas problemáticas sociales (la educación, la vivienda, el urbanismo, la historia, el género, el trabajo…etc.) procurando analizarlos desde un prisma libertario.

Creemos también importante que el anarquismo participe en las luchas sociales que a nuestro alrededor se desarrollan procurando trasmitir los posicionamientos y prácticas libertarias que ahonden en la raíz de los problemas, el sistema mismo, huyendo de posturas reformistas y posibilistas. De igual manera, el Ateneo debe servir de apoyo para los distintos proyectos de lucha que los anarquistas emprenden, como el anarcosindicalismo, el apoyo a presxs anarquistas y la lucha contra las cárceles…etc. El Ateneo por lo tanto, tiene entre sus objetivos principales ser capaz de incentivar el desarrollo del conflicto social y radicalizarlo con posturas revolucionarias, de forma honesta y respetando la coherencia entre fines y medios anarquistas.

Por último, los Ateneos Libertarios siempre han tenido como función la labor pedagógica de autoconstrucción del individuo, alejado de la enseñanza oficial del sistema. Se procurará incentivar el surgimiento de proyectos de aprendizaje colectivo, bliblioteca, enseñanza libertaria y otra serie de iniciativas educativas alejadas de los valores autoritarios, del aprendizaje unidireccional y de la competitividad. Fomentándose una nueva forma de aprender en libertad, igualdad y solidaridad. En unas palabras: el aprendizaje libre y la pedagogía libertaria.

De la toma de decisiones: el consenso.

El Ateneo Libertario como espacio anarquista funciona bajo los principios de igualdad y horizontalidad. El órgano de decisión de este es la asamblea, donde se toman decisiones en común y a la que toda persona participante en el Ateneo puede llevar propuestas. Las decisiones emanan del consenso, es decir, a través del debate se llegan acuerdos que reflejen la voluntad común de todos los presentes. De esta manera se elimina el voto, que genera divisiones que establecen minorías y mayorías que imponen su voluntad la una sobre la otra y hace que proliferen luchas de poder internas en los colectivos: el consenso, a condición necesaria de la responsabilidad anarquista, hace que las personas participantes busquen lo beneficioso para todos en pro de la lucha por la anarquía. Los acuerdos son vinculantes, es decir, todos los participantes del Ateneo aceptan lo acordado, partiendo del principio de igualdad.

De la participación en el Ateneo.

Podrá participar en el Ateneo cualquier persona sin distinción de edad, sexo o color de  piel. Para entrar en el Ateneo, un miembro del mismo debe presentar el aval del interesado a la asamblea, y tras aceptar el funcionamiento del Ateneo y ser aceptado su ingreso en el mismo, pasará a ser miembro de pleno derecho al igual que el resto de sus compañerxs. No podrán participar en el Ateneo miembros de organizaciones subvencionadas por el Estado o autoritarias (partidos políticos, sectas religiosas…etc.) ni miembros de sindicatos burócratas (esto es, que participen en comités de empresa y las elecciones sindicales).

De los proyectos adheridos.

Como ya hemos dicho, el Ateneo aspira a ser un local de referencia para distintos proyectos anarquistas. Así pues, asambleas, grupos, colectivos o distintas fórmulas de organización anarquista pueden formar parte del propio Ateneo como colectivo adherido. Estos proyectos, podrán organizar actividades en el Ateneo sin necesidad de pasar por la asamblea, podrán realizar permanencias en el espacio de cara a atender a posibles interesados y disponer de un espacio propio en la medida de las posibilidades del Ateneo. Para formar parte como proyecto adherido, deberá existir afinidad entre la asamblea del Ateneo, el resto de proyectos adheridos y el colectivo interesado en formar parte del Ateneo.

El Ateneo no es un centro de ocio alternativo.

Creemos muy importante dejar bien claro esto. El Ateneo Libertario es un lugar de formación, difusión, confraternización, trabajo y lucha contra el Estado y el Capital, no un sitio donde se vaya a “ociar” como el que en vez de irse a la discoteca se va al Ateneo. No queremos fomentar las dinámicas propias del ocio capitalista (mercantilización del tiempo, consumo, carga de pilas y evasión de cara a funcionar bien en el puesto de trabajo…) revestida de aires alternativos o libertarios.

Por eso no queremos convertir el Ateneo tampoco en una sala de fiestas alternativas y contribuir a la falsa idea de que esto es una actividad revolucionaria. Actos culturales como conciertos u organización de cafetas para recaudar dinero para proyectos libertarios, gastos represivos o el propio Ateneo se realizarán, pero no deben convertirse en la principal actividad del Ateneo por lo anteriormente expuesto. Entendemos que la autogestión, para los proyectos anarquistas que funcionan sin subvenciones de ningún tipo, es una necesidad si queremos que estos proyectos crezcan y este espacio puede servir para ello, pero NUNCA para beneficio personal o con una mayor presencia que el resto de actividades culturales.

Aquí no se viene a ligar, ni a chulear, ni a rellenar espacio muerto entre el trabajo, el bar y la tele. Se viene a luchar.

El Ateneo como espacio libre de drogas.

Creemos que uno de los principales problemas que asolan los barrios obreros es la proliferación del uso de sustancias que destruyen nuestra voluntad y nuestra salud. El tiempo libre del que disponemos tras horas de alienante trabajo asalariado (si tenemos la suerte de tenerlo) es rellenado con alcohol y otra serie de drogas que matan nuestra energía y vitalidad, que nos incapacitan como personas plenas y nos arrojan una vida gris y apática. No es de extrañar que la droga sea uno de los negocios legales e ilegales más rentables del planeta, que implica desde camellos, traficantes y empresarios hasta policía, jueces y políticos por intereses económicos y de control social.

Entendiendo que el Ateneo pretende ser un espacio donde se subvierta la asquerosa cotidianeidad impuesta en nuestra vida diaria, será un espacio libre de drogas, donde relacionarse de forma sincera, de tú a tú, sin ninguna clase de intermediarios (drogas inclusive). Queda por tanto excluida del espacio el uso de drogas y la presencia en el mismo de personas bajo sus efectos (alcohol, porros…etc). Queremos dejar claro que esto implica que en toda actividad del Ateneo, así como en la barra del mismo, no se distribuirá ningún tipo de droga.

Que cada cual haga lo que estime conveniente fuera de este espacio, pero el Ateneo no será un sitio para reproducir las mismas dinámicas de la sociedad estatal-capitalista.

El Ateneo y la no utilización de animales.

Aunque no haya consenso entre nosotros con respecto a la lucha por la liberación animal, el antiespecismo y el veganismo en general, vemos propicio fomentar dentro de los espacios anarquistas el no consumo de alimentos obtenidos a través de la explotación animal. No entendemos las posiciones cerradas de querer comer carne siempre y a todas horas, nadie se muere por comer un día productos de origen no animal. De este modo fomentamos la convivencia y hacemos de este espacio un lugar agradable para todos y todas.

El Ateneo y la cuestión del cooperativismo

Entendemos que muchos compañeros y compañeras opten por trabajar sin patrones, bien por convencimiento de que efectivamente, así quieren trabajar, o bien por pura necesidad frente a la amenaza del paro y la marginalidad a la que el sistema nos somete. Lo que rechazamos rotundamente, es la falsa idea de considerar estos proyectos como proyectos anarquistas o revolucionarios. No creemos que la obtención de beneficio personal, funcionar bajo la misma lógica del capitalismo de obtención de beneficio, trabajo asalariado, tráfico de mercancía…etc sea una forma de lucha anarquista. Por no decir que muchas veces estos proyectos al final acaban convirtiéndose muchas veces en auténticas empresas donde prolifera la explotación, si se quiere que el “negocio” prospere. En fin, estamos en contra de la falsa imagen que crea el fenómeno del cooperativismo de que se puede convivir en el capitalismo de forma autónoma a las reglas de este.

Por lo tanto, dentro del Ateneo Libertario no tendrán cabida proyectos de “autogestión de empleo”, “cooperativismo”, “autoempleo” ni se fomentará la difusión de los mismos en este espacio.

El Ateneo y romper con las dinámicas del ghetto.

Entendemos que el Movimiento Libertario ha caído en errores que en los últimos años han demostrado cierta debilidad política y cierto autoenclaustramiento en posturas que tenían como fin satisfacer egos, más que proyectar una alternativa seria a este asqueroso sistema. Evidentemente, esto es un comentario general, que obvia las muchas particularidades existentes y las condiciones en las que el anarquismo se ha tenido que desarrollar en los últimos años. Queremos dejar claro que no nos referimos ni mucho menos a un rebajo de nuestros posicionamientos anarquistas, ni a convertirnos en politicuchos como muchos “libertarios”. Entendemos que si rebajamos nuestro discurso, acaba siendo asimilado por el sistema y el anarquismo se destruye así mismo. Somos conscientes que tener un espacio puede llevar a encerrarte en él, obviando que este debe ser un lugar para impulsar la lucha en la calle. Rechazamos por tanto la idea de liberar espacios como fin en sí mismo, es un medio para impulsar la presencia de las ideas y prácticas anarquistas en los barrios, pueblos, escuelas, facultades y centros de trabajo. Partimos de la base de que el anarquismo no es una actitud personal en la cual encerrarte de manera bohemia buscando satisfacer nuestros propios egos, es una herramienta de los oprimidos y oprimidas para superar el actual orden autoritario.

¡Viva la anarquía!

Asamblea del Ateneo Libertario de Carabanchel

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s